El acompañamiento doctrinario

Las organizaciones religiosas mantuvieron el monopolio del acompañamiento doctrinario e ideológico del pueblo hasta la aparición de nuevas tecnologías de la difusión como la radio, el cine o la televisión (ahora Internet).
capture_03252007_135431
Cuando grandes conglomerados empresariales comenzaron a bombardear a las masas con imágenes e informaciones utilizadas en un primer momento para la promoción de las mercancías y servicios a través del proceso publicitario, inherente a la producción capitalista, la tecnología de púlpito, libro y culpabilidad, muy útil por otra parte, quedó obsoleta y las corporaciones religiosas fueron desplazadas a un ámbito secundario de influencia por parte de la oligarquía reinante, que ya no las consideraba tan efectivas para el control y explotación de clase.
clero
La ideología burguesa, producto de la oligarquía capitalista, difunde entre las masas la idea de que ni la religión, ni la información, ni el arte, ni la historia, ni las relaciones personales, ni el ocio, ni la fiesta, ni el sexo, ni el amor, ni por supuesto la producción pueden estar sujetos a control ni cortapisa alguna por parte de poder alguno. Serían pues libertades absolutas. Sin embargo, cuando los poseedores de los medios de producción y la propiedad, ven que se les escapan esas supuestas “libertades”, no dudan en utilizar la religión, el arte, la historia, la información, la fiesta, el sexo, el amor y lo que haga falta en atacar y destruir a sus oponentes de clase.
135_C

135_C

Los procesos políticos que se desarrollaron en América Latina durante la anterior década y que supusieron un avance significativo del poder popular y de la clase trabajadora están cayendo en Argentina y Venezuela gracias al monopolio mediático que la oligarquía ha seguido ejerciendo y que sólo ha sido contestado timoratamente por parte de una dirigencia popular demasiado imbuida de ideología burguesa y religiosa. Muy al contrario, se hizo lo correcto en la Unión Soviética, China y Cuba cuando se cercenó de raíz la influencia que medios de comunicación, religiones y publicidad precomunistas ejercían sobre el pueblo. Pero se cometió el error de no sustituirlas por nada o más bien, por un mecanismo muy pobre tecnológicamente, vehiculador de un único mensaje, demasiado evidente. Ello no fue óbice para que dichas estructuras de adoctrinamiento religioso fuesen respetadas, pero ahora ya sin la financiación y soporte del aparato del estado, lo que eliminó su función real. No obstante, se mantuvieron latentes y fueron utilizadas como reductos conspiratorios de influencia fundamental para la ulterior destrucción de la Unión Soviética gracias a la acción demoledora del Papa polaco Wojtila, un agente del imperialismo.
thatcher-reagan-juan-pablo-ii
La tecnología del acompañamiento doctrinario masivo surgida de los Estados Unidos al servicio de las corporaciones capitalistas era a la vez más ubicua, más presente y más insidiosa que los ritos de la corporación vaticana que acompañan el proceso productivo agrícola a lo largo del año, así como las diferentes etapas de socialización en la vida de la persona: nacimiento, entrada en la edad adulta, matrimonio y muerte, además de los recurrentes recordatorios y misas dominicales, funerales, festividades, etc. Qué no decir que del canto del almohedano SÓLO 5 veces al día. Sin embargo, el acompañamiento doctrinario de la moderna tecnología burguesa es prácticamente constante. Internet ha superado las ya elevadas expectativas que otorgaba la televisión. La presencia de la información vía teléfonos móviles es ahora CONSTANTE E ININTERRUMPIDA.
Valle_de_los_caidos jodido
Se ha reprochado desde la historiografía nacionalista filofascista vencedora los ataques que la Corporación Vaticana sufrió durante la II República Española (1931-1939), omitiendo que dichos ataques fueron en realidad muy anteriores, pues ya se dan desde la llamada Semana Trágica de Barcelona, verdadero prefacio de la gran guerra revolucionaria de 1936. Sin embargo, muy al contrario de lo que proclama el reformismo progresista, palafrenero de sus amos liberales, una acción revolucionaria legítima y consecuente no puede dejar de atacar y destruir las armas del enemigo que se le opone. Y una de las armas actuales de la burguesía, quizás la más poderosa, son los medios de comunicación. Su poder es tal que incluso se pensó que ellos solos eran capaces de sustituir, no ya a las corporaciones religiosas, sino también a las militares, en las invasiones imperiales de nuevo cuño llamadas “revoluciones de colores” o “primaveras árabes”. Con gran éxito hasta el fracaso en Siria, donde se tuvo que recurrir a la vieja herramienta de las tropas auxiliares mercenarias y se habla ya de intervención directa de ejércitos regulares.
3777680488_67ce4e29a3
El odio y los ataques que los revolucionarios españoles desarrollaron contra bienes y personal de la corporación vaticana eran bien entendidos como odio y ataques contra el estado y su oligarquía dominante y esclavista, que no dudó en apoyarse en la violencia más nihilista de la que pudo echar mano -antes el fascismo, hoy el yihadismo- para eliminar a sus enemigos de clase. El torpedeo que desde los elementos pequeño-burgueses de las fuerzas revolucionarias se realiza a dicha política resultan en lo que estamos viendo en Argentina y Venezuela y muy probablemente en masacres y purgas a gran escala sobre las estructuras de partido y clase que a buen seguro no respetarán.
Fusilamiento de Cristo
pray
obispo-santiago-franco3
arton777-0a357
1280px-Francisco_de_Goya_y_Lucientes_025
Anuncios

Los Rectores, una distopía murciana

Entre las zonas que, de manera abrupta, el estallido de la burbuja especulativa inmobiliaria abandonó a su suerte en la Ciudad de Murcia, destaca la de Los Rectores, situada junto a la pedanía de El Puntal, y dependiente administrativamente de ella.

1

Los Rectores fue un intento, hoy vemos que voluntarista y desproporcionado, por dar “coherencia urbanística” al triángulo situado entre el norte de Espinardo, el Campus de la Universidad de Murcia, el Polígono Industrial “El Tiro” y el Cementerio Municipal de Nuestro Padre Jesús.

El eje vertebrador de tamaño desarrollo urbanístico había de ser el Centro Comercial El Tiro, propiedad de El Corte Inglés. El gigantesco emporio quería su trocito de pastel de un plan urbanístico grandioso que pretendió triplicar la superficie urbanizada de Murcia en escasos 10 años. La ciudad sería rodeada con estratégica equidistancia por seis grandes centros comerciales: Infante, Atalayas, Nueva Condomina, Thader, La Noria y El Tiro.

Sin embargo, como resultado de aquel proceso, nos encontramos con una zona donde el área construida alterna con grandes espacios vacíos donde se yuxtaponen áreas habitacionales, comerciales, recreativas e industriales; donde no ha conseguido fraguarse el núcleo de una articulación social y que es hoy por hoy prueba fehaciente del fracaso de un modelo del que no parece haber culpables ni responsables.

– Era una buena oportunidad. Nos prometían de todo y los dúplex se los quitaba la gente de las manos a los promotores. Al lado de un centro comercial, con acceso directo a las autopistas, zonas verdes, un parque temático, tranvía, al lado de la Universidad. Sobre el papel era un lugar de ensueño.

Me temo que yo veo las cosas de otra manera. Al norte, un centro comercial vacío que es mantenido artificialmente abierto no se sabe hasta cuando, ejerce de fortaleza vigilante de todo el complejo. Pegado a fábricas, almacenes y la mayor autopista de la ciudad, el centro fue planteado arquitectónicamente como una fortaleza vigilante de sus consumidores vasallos. Los promotores urbanísticos quisieron asegurar a los inversionistas que los centros comerciales de nuevo cuño serían rentables rodeándolos de viviendas que, se pensaba, realizarían sus compras en los mismos. Sin embargo, la paralización del crédito, la enorme deuda bancaria y el estancamiento económico ha provocado que muchos de esos pisos y dúplex permanezcan a día de hoy vacíos, ocupados los que los están por una población sin capacidad de ahorro ni de consumo.

2

Al este, junto con una terrorífica planta de generación eléctrica, la vieja fábrica de Estrella de Levante, emblemática institución murciana, jalona el límite de la zona de actuación especulativa. Al oeste, la Universidad de Murcia y el parque temático Terra Natura suponen también un límite. Hacia el sur, las supuestas áreas verdes se extienden hasta los confines de Espinardo, configurando una tierra de nadie abandonada donde las instalaciones recreativas y juegos para la infancia se encuentran en estado de ruina, abandonados y rodeados de maleza.

– Mira éste. Tampoco te pases que a ver si nos vas a desvalorizar la propiedad más de lo que está. Hace falta que el ayuntamiento se ocupe de nosotros e invierta aquí. Pero esta urbanización podría estar muy bien. Ya quisieran vivir aquí muchos. A ver dónde vives tú, guapo.

3

Siento contradecirle, pero Los Rectores no es un sitio especial. Corresponde a un modelo que se repite a lo largo y ancho de la geografía urbana de este reino. Quítele el nombre y podría estar usted en el extrarradio de Zaragoza, Alcorcón o Sevilla. Se ha creado un paisaje suburbano que muy probablemente va a resultar inacabado y donde sus habitantes se van a ver aislados no sólo de los núcleos urbanos principales por donde la vida sí fluye, sino también entre ellos. Porque si algo destilan estas zonas es aislamiento, soledad, desconfianza. Producto de una acumulación de capital sin precedentes, no hay que mirar a estos “nuevos barrios” como lugares comunes, centros de la vida pública, esencia del concepto de ciudadanía, sino como productos de emporios empresariales que efectivamente los “poseen”. En fin, los poseían puesto que ahora los han abandonado y no saben cómo quitárselos de encima. Queda pues una realidad fragmentada y en ruinas, que a veces recuerda más las consecuencias de una guerra que una acción planificada y diseñada meticulosamente desde el poder.

Según el Profesor Manuel Delgado, a diferencia de lo que sucede con la ciudad, lo urbano no es un espacio que pueda ser morado. La ciudad tiene habitantes, lo urbano no. Es más, en muchos sentidos, lo urbano se desarrolla en espacios deshabitados e incluso inhabitables.

Por su parte Ferdinand Tönnies, distinguió entre Gemeinschaft y Gesellschaft, que trasladan al contraste, planteado por Robert Redfield, entre sociedad folk ysociedad urbana. La Gemeinschaft o sociedad folk sería esa sociedad imaginada como natural, que se caracteriza por el papel central que en ella juega el parentesco y la vecindad, cuyos miembros se conocen y confían mutuamente entre sí, comparten vida cotidiana y trabajo y desarrollan su actividad teniendo como fondo un paisaje al que aman. Esa convivialidad contrasta frontalmente con la propia de la Gesellschaft o sociedad urbana, un tipo de sociedad fundada en relaciones impersonales entre desconocidos, vínculos independientes, relaciones contractuales, sistema de sanciones seculares, etc.

5

En algún lugar debe de almacenarse la documentación relativa a la licitación, la historia, la propiedad original de estos terrenos. Esa información no está disponible al publico, no existe. En Internet solo encontramos precios de solares, ofertas de compra-venta. Y es que uno de los vectores de estas operaciones es precisamente Internet. Son grandes solares de la historia, convenientemente ocultos a la luz. De todas formas, ¿a quien puede interesarle saber? Los resultados de internet son islas, en un océano de silencio, leves apeaderos en un Rub al Jali, el lugar vacío, el gran desierto de Arabia. Solo nos queda pues lo que vemos, oímos, tocamos, para juzgar. Y lo que queda es espantoso.

6

El área poblacional de los rectores presenta trazos que recuerdan a las viviendas de la Inglaterra industrial, donde los obreros de las fábricas se hacinaban en viviendas proporcionadas por los patrones. Evolución natural de aquel modelo, las viviendas “adosadas” ganaron en espacio y comodidad, reduciéndose la densidad habitacional pero disminuyendo de manera proporcional el contacto humano. Sólo el uso masivo del automóvil y los hidrocarburos ha hecho posible este modelo, que probablemente desaparezca con el fin del petróleo, volviéndose hacia modelos de densidad aumentada y quedando por lo tanto extensas zonas abandonadas y desiertas, convertidas en limbos fantasmagóricos. Mientras allí había aglomeración, promiscuidad, agobio, aquí hay vacío, incomunicación, segmentación y páramo. También hay diferencia en cuanto a la función del poder. Allí, mal que bien, la vivienda se le daba al obrero. Aquí, es el obrero, que no se llama tal, quien trabajará toda su vida para adquirir los derechos sobre la vivienda que ocupa y no posee.

7

Utopía significa etimológicamente “un buen lugar”. Una distopía es por lo tanto, “un mal lugar” para vivir. Y morir… Se atribuye la primera utilización del término “distopía” que existe documentada a John Stuart Mill, en un discurso de una intervención parlamentaria en 1868. Si bien el término distopía estuvo relegado del Diccionario de la Real Academia Españolaserá añadido debido a uno de sus académicos quién describe la distopía como:

«(…) representación imaginaria de una sociedad futura con características negativas que son las causantes de alienación moral».

Recordemos que el concepto griego de ciudadanía correspondía tan solo a los hombres libres, aquellos productivamente independientes. Según Aristóteles, “ser ciudadano” significaba ser titular de un poder público no limitado, permanente: ciudadano es aquel que participa de manera estable en el poder de decisión colectiva, en el poder político. Mientras que a quién se le llama ciudadano es a todo aquel individuo que sea capaz de ser tal. Las mujeres no podían ser en ningún caso “ciudadanas”. Ser ciudadano implicaría por lo tanto una capacidad de decisión real en los asuntos públicos, así como una autonomía productiva real. Nada de esto se cumple evidentemente en los nuevos modelos urbanísticos. A pesar del triunfo de la ideología burguesa relativa a la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano, de la Revolución Francesa, lo cierto es que el ciudadano ha sido transformado en “consumidor” y en “producto”, con el que grandes conglomerados económicos especulan y desplazan como simples mercancías.

La urbanización de Los Rectores es un resultado de dicho modelo político y económico, modelo que en la actualidad se encuentra en estado de bancarrota.

9

Pasear por sus calles y espacios produce una sensación mineral, donde se mezclan volúmenes de ladrillo y torres eléctricas que invitan a marcharse rápidamente del lugar , como si allí hubiésemos llegado por un error que no acabamos comprender. Ni un banco en sus calles, ni una fuente, puertas cerradas. La alegría de la vegetación no es bienvenida y sólo la presencia masiva del centro comercial indica a sus habitantes que se encuentran en “algún lugar”, que el poder no les ha abandonado del todo. Y de lejos, el rumor de un río incesante de motores que actúa como una muralla infranqueable y peligrosa.

Las instalaciones artísticas de vanguardia hacen la función de una broma de mal gusto, de un falso prestigio producto del engaño. Guinda de un mundo incomprensible y sufriente que no sabe de su propio dolor.

10

¿Era Lenin un agente alemán?

 

 

lenin--644x650

 

¿Era Lenin un agente alemán?

Una de las revelaciones más curiosas de la Guerra de Ucrania está siendo el despertar de un  sentimiento nacionalista ruso presoviético,  ortodoxo y zarista (es decir, monárquico-paneslavo-euroasiático-imperialista). Son muchos los representantes de dicho movimiento, pero si hubiera que elegir a una figura emblemática, éste sería sin duda el coronel Igor Ivanovich “Strelkov”, héroe del Donbass. Otros representantes destacados de esta corriente serían el diputado nacionalista Eugeny Fedorov, el ultranacionalista Zirinovski e incluso Vladimir Vladimirovich Putin.

 Esta  brusca regresión, más allá de lo “retro” y lo “vintage”, en los límites de la feria de artesanía medieval, yo no me la esperaba. Primero porque supone atrasar el reloj de la historia exactamente un siglo. Segundo porque niega la existencia histórica de la URSS, como si ésta no hubiera sido más que un absurdo paréntesis, una suerte de aberración en el curso “natural” de la historia, según sostiene el ideario de los hombres del Antiguo Régimen junto a la religiosidad, la sociedad estamental, el militarismo, el patriarcado, el enriquecimiento individualista, la explotación del trabajo y tantas otras rémoras ideológicas que, durante muchos años, creíamos superadas.

Igor Strelkov

 Y sin embargo, este sentimiento “primitivo” está mostrando ser mucho más efectivo y necesario que la supuesta superioridad del materialismo científico, para frenar los crímenes de la abominación oligárquico-fascista, puesto que los partidos comunistas, al igual que sucedió con la ofensiva hitleriana, se han mostrado impotentes para frenar el asalto fascista, largo tiempo incubado por un capitalismo siempre vil y taimado, siempre al acecho y a la ofensiva, beneficiario de patético marasmo, del autoengaño al que se someten a sí mismas organizaciones que se llaman “de clase”, pero que no hacen otra cosa que lamentarse y desfilar en procesiones tan impotentes como concurridas.

 En la historia de la lucha de clases y del comunismo, si hubiera que denominar con un enunciado la condición del movimiento obrero desde los años 70 hasta la actualidad, éste sería el de “la era de los falsos partidos comunistas”. Falsos por su naturaleza pequeño burguesa. Falsos por formar parte del aparato estructural del estado burgués. Falsos porque no se ve en ellos ni un atisbo de voluntad de combate y ni mucho menos de victoria. Falsos por haber integrado un derrotismo crónico que los ha convertido en la mejor válvula de contención en manos del poder burgués para neutralizar y anular a la clase trabajadora. Ninguno de estos partidos supuestamente comunistas, ni en Grecia, ni en Portugal, ni en Italia, ni en España, se plantearon en ningún momento la articulación de una estrategia bélica, único remedio para frenar, la furibunda y sangrienta orgía que ha desencadenado el fascismo capitalista desde 1991, tal y como se ha demostrado en el Donbass. Sólo algunas honrosas excepciones como las medio-centenarias FARC en Colombia, el PKK kurdo, o los maoístas indios han mantenido la bandera roja enhiesta y limpia del barro reformista burgués.

 Y en Ucrania, mientras que el movimiento de regeneración comunista Borodva era aplastado, mientras que el Partido Comunista de Ucrania veía a sus dirigentes asesinados, apaleados y puestos fuera de la ley, un pequeño grupo de nacionalistas encabezados por un nostálgico zarista y sentimental, le daban una paliza histórica a lo mejor de las falanges nazis y a los más costosos mercenarios que la Roma yanqui, las oligarquías imperialistas francesa e inglesa, la teocracia racista sionista y las monarquías feudales árabes se podían permitir; y ello, para escándalo y vergüenza de los comunistas del futuro cuando examinen esta bochornosa etapa de la lucha histórica del proletariado. Porque ahora resulta que, según Strelkov -autoridad tiene para opinar y lo ha demostrado- lo que hay que hacer es ir a comulgar en los monasterios de popes, y que -como duele- Lenin era un agente alemán que facilitó la caída de los divinos zares.

 

Cataluña y el futuro

mnac-museo-nacional-de-arte-de-cataluna_1127441

Cataluña y el futuro.

Un aire de póker envuelve la consulta catalana. Si la burguesía catalana no estuviera convencida de la oportunidad del momento, no hubiera planteado el pulso político que anuncia para el 9 de noviembre. El Reino borbónico de España, restaurado gracias al fascismo hitleriano y la complicidad del Imperio británico, manifiesta una debilidad estructural difícil de corregir a pesar de la propaganda de Estado y la represión política.

390px-Roy_d'Aragón

En esta ocasión, los capitalistas catalanes también cuentan con el apoyo anglosajón, siempre interesado en debilitar al hegemón continental europeo de turno, en la actualidad Alemania y su euro. La opinión favorable a la consulta soberanista de instituciones como The Guardian o The Wall Street Journal así lo indica. En cualquier caso, una posición de fuerza siempre valdrá para hacer subir la cotización del apoyo catalán en el mercado político central, así como recoger una excelente cosecha de votos en el mercado local.

Casteller-de-Villafranca

Para la clase trabajadora, a estas alturas de la película de la historia, no puede haber dudas de la solidaridad fundamental de clase entre las familias patricias de Madrid y Barcelona. Es como si dos hermanos se pelearan por una vaca heredada. Serán capaces de robársela el uno al otro, de pegarse, de no hablarse e incluso de matar a la vaca para que el otro no la tenga. Pero si el pastor que la ordeña la reclamara para sí, se unirían sin dudarlo contra éste.

1850espanya

Lo más probable es que la consulta sea el asunto estrella del circo de pulgas del Congreso durante todo 2014 -con permiso del coro roncante del Senado- corriendo de esta manera un tupido velo sobre dramas humanos como la pobreza masiva, el hambre, el desempleo estructural o el lanzamiento de miles de personas a la fría y dura calle.

131985_heroa

No obstante, esto no quiere decir que la clase trabajadora deba permanecer impasible ante este proceso ya que, la guerra siempre ha abierto una ventana de oportunidad a sus expectativas sociales. Pasó a finales del siglo XIX, con el auge del regionalismo, expresión cultural y política del creciente poder económico e industrial de las burguesías periféricas; y va a volver a pasar ahora que éstas se aprestan a posicionarse en el nuevo escenario geopolítico mundial a cuya gestación asistimos.

tapies_1

Además, Cataluña siempre ha significado República, una expresión política que de alguna manera forma parte de su genética, abierta a Europa y al comercio, a diferencia de Castilla. Recordemos que la Primera República la trajo un catalán de Reus, el General Prim; y que otro catalán, Estanislao Figueras, tuvo el honor de ser el primer presidente de la Primera República Española. ¿Cabe ganar mayor gloria para la historia? El segundo presidente de la República fue Pi i Margall. ¿Cómo va a aceptar nunca un ganadero de Salamanca a un Presidente llamado “Pi”?

Figueras_y_Moragas

Estanislao Figueras

En definitiva, España no ama ni a Cataluña ni la democracia ni la república. Pero, por el contrario, sí espera que los catalanes, los demócratas y los republicanos se sometan a su régimen antediluviano.

Cortes_Catalanas

Cortes catalanas

Porque la madre del cordero del problema catalán es la continuidad o no del modelo centralista borbónico salido del agonizante final de la Dinastía Augsburgo y del Tratado de Utrecht de 1713. Según Josep Fontana1 “La mayor de las pérdidas que sufrió Cataluña como consecuencia de la derrota de 1714 fue, en mi opinión, la de un proyecto político que, en el transcurso de más de cuatrocientos años, desde las Cortes de 1283 hasta las de 1706, había elaborado un sistema de gobierno representativo que, con la democratización que había culminado con las cortes de 1702 y 1706, figuraba entre los más avanzados y democráticos de Europa, según habría de reconocer el propio Felipe V al justificar su voluntad de destruirlo con el argumento de que los catalanes, después de lo que habían conseguido en las últimas Cortes, tenían más libertades que los ingleses con su gobierno parlamentario”.

towers03

Ahora nos quieren meter con calzador a Felipe VI, descendiente de aquel, para frustrar un nuevo intento libertador con la excusa de la unidad de España pero, en realidad, para garantizar la primacía de la aristocracia mesetaria. En verdad la historia se repite.

eje_ferroviario_de_mercancias

En noviembre de 2013, hace escasamente unos meses, el Parlamento Europeo aprobó el Corredor Mediterráneo de Mercancías. Antes, en el año 2003 Aznar intentó dinamitar este corredor y sustituirlo por un corredor central; algo inaudito, ya que alejaba las mercancías de los puertos del Mediterráneo (Barcelona, Castellón, Valencia, Cartagena…) con la intención de introducirlo por los páramos de Aragón y Castilla, para que nos entendamos, pretendió que se construyera un corredor de mercancías donde no las había. Son muy curiosos los criterios de rentabilidad que suele esgrimir el PP cuando le interesa, y a la vista está.  Pero continuamos con lo inaudito: dirigentes del PSOE estuvieron de acuerdo con el PP y apoyaron el Corredor Central frente al Corredor Mediterráneo hasta el último momento, defendiendo esa idea de la España centralista que se introdujo con la llegada de los Borbones a la Corona de España.

ciu-erc-referendum-independencia-cataluna-2014-default

El valiente Coronel Martínez Inglés advertía hace unos días vía Facebook de los preparativos por parte del Estado Mayor de las fuerzas armadas, de una operación preventiva destinada a abortar el anunciado referéndum soberanista. La operación incluiría la ocupación militar de las cuatro capitales de provincia catalanas, a la que seguiría la anulación de la autonomía, fantasía sexual -hasta ahora inconfesable- del más incorregible nacional-catolicismo castellano. Teniendo en cuenta que una sola sección de carros Leopard 2E con 80 tiros cada uno podría arrasar una ciudad como Tarragona en  poco más de 5 horas, no se entiende la implicación en el golpe de unidades de la legión o la Brigada Paracaidista si no es por el deseo de humillar y ridiculizar la identidad catalana. Como de costumbre, la caverna rojigualda no ha entendido nada. No comprenden que la jugada de Artus Mas y Oriol Junqueras apuesta por la desobediencia civil y la inmediata internacionalización del conflicto en caso de producirse cualquier intervención militar.

mapa_orig

A nadie le convienen pues escenarios carpetovetónicos  que inquieten la balsa de burguesa placidez, que decía Mayor Oreja. Sin embargo, la debilidad política del ejecutivo Rajoy así como la pésima imagen de unos ministros de probada incapacidad, podría tener como resultado una patética fanfarronada gibraltareña, en la que un Estado Mayor pueda darse algún que otro paseo con guantes y pañuelo al cuello.

9374404_e384cc57c4

Nada lograrán de este modo. Un estado que se disgrega de forma inexorable desde 1873, que pierde territorio tras territorio, que se muestra incapaz de regenerarse debido al odio de sus élites por el pueblo; un estado al que sólo una carambola de la historia en las que las potencias más criminales y reaccionarias sostuvieron su decrépito cadáver; un estado que da vergüenza a todo aquel que se haya liberado de la ignorancia programada destinada a sus habitantes, es una mala apuesta, se mire por donde se mire.

127687236611_extras_albumes_0

Estamos en presencia de una organización terminal y demente que provocará el caos hasta su derrumbe final, estruendoso y definitivo; de los últimos estertores del régimen heredero de un golpe militar fascista que nunca debió perpetuarse hasta nuestros días.

l_1d9f422acc951182e29cbdb64a4a4f48

Es preciso señalar que el escenario golpista plantea la cuestión de la viabilidad armada de Cataluña. Y es que los estados no sólo deben ser posibles políticamente, sino también viables militarmente. A este respecto,  el documento “La futura força de defensa de Cataluña”, publicado por el Centro de Estudios Estratégicos de Cataluña (CEEC), prevé la creación de un ejército de 25.000 hombres  que se integraría en las estructuras de la OTAN. En el documento se prevé integrar principalmente a suboficiales que demuestren conocimiento del idioma catalán y adhesión a la causa2. Estas fuerzas estarían entrenadas por el Joint Commander Program Team estadounidense y por el British Military Advisory Training Team, las unidades habitualmente encargadas de formar a los ejércitos de países recientemente independizados o refundados, como Afganistán, Iraq, Sudán del Sur o Libia, con el que se garantiza la integración de éstos en el dispositivo imperial para misiones de intervención como fuerzas auxiliares.

mas-junqueras-pacto-19-

Queda claro que nada ha sido dejado al azar y que explícitamente se reconoce que ninguna soberanía es posible sin la posibilidad de hacerla respetar con las armas. Queda claro también que el modelo en el que se piensa va todavía más allá en su integración plena en el dispositivo de conquista y colonización que se lleva a cabo bajo bandera humanitaria. Pero, es precisamente este hecho lo que provoca pánico en el nacional-catolicismo español, que sabe muy bien que sin los Estados Unidos e Inglaterra, el régimen fascista nunca se hubiera mantenido en el poder. Se saben tributarios y agradecidos, y por ello la eventualidad de una modificación en los designios imperiales les pone en muy mala posición.

Miles de catalanes se manifiestan para reclamar independencia y pacto fiscal

¿Cabría imaginar un escenario diferente, es decir, una insurrección popular con la formación de milicias y finalmente de un ejército del pueblo? En este caso la burguesía catalana y la española unirían sin dudarlo sus fuerzas contra su enemigo común. Aún así, a pesar de todo y contra gigantescas fuerzas en contra, ¿sería viable una revolución popular en Cataluña? A pesar de su aparente imposibilidad, ninguna otra solución supondría cambio alguno para la condición de los trabajadores, antes al contrario, un Cataluña anglosajona completamente integrada en el dispositivo imperial, implementaría de manera fulgurante la destrucción de los últimos residuos de protección social siguiendo el devastador modelo anglosajón.

dali-phillipe-halsman-Salvador-dali

Porque no es lo mismo una revuelta que una revolución. La revuelta es en realidad un mecanismo de readaptación del cuerpo social, una señal que la casta dominante interpreta como el momento de llevar a cabo ciertas reformas para preservar la paz pública. Las rebeliones son así parte funcional del sistema. La inquietud de las élites se cifra en la amenaza, real o imaginaria, de que la rebelión se transforme en revolución, entendida como cambio del sistema mismo. El temor a una potencial revolución es en general suficiente para crear un potente movimiento preventivo destinado a sofocar la rebelión, sirviéndose además de la represión para acrecentar la autoridad de sus funcionarios. Cabe pues preguntarse si en Cataluña existe un potencial revolucionario, más allá de una revuelta ciudadana improbable e inerme, y en caso afirmativo, identificar a sus posibles agentes y su más adecuado plan de acción.

22559511

El Coronel Martínez Inglés estima que en ningún caso está en condiciones el ejército español de ocupar militarmente Cataluña, ya que estima su capacidad operativa en unos 20.000 hombres4. Según su expresión “podrán dar un susto por la noche pero ¿mantenerlo con la población en contra? ¿Cómo? A este respecto, Cataluña cuenta con una población de 7,5 millones de habitantes, de las cuales  no menos de 3 millones, hombres y mujeres, se encontrarían en edad militar, lo que daría para unos 1.000 regimientos de a 3.000. Supongamos dificultades en el proceso de reclutamiento. Supongamos oposiciones internas de corte pacifista, centralista, anarquista. Reduzcámoslos a la décima parte: 100 regimientos. Reduzcámoslos a la veinteava parte: Cincuenta regimientos son muchos regimientos si están bien adiestrados. En cuanto al teatro de operaciones, la superficie de su territorio es de 32.000 kilómetros cuadrados, superior a la de Bélgica (30.000), Armenia (29.000), Israel (22.000), Qatar (11.500), o Líbano (10.400). Si hubiera voluntad política, no parece que la opción militar carezca de viabilidad, sobre todo teniendo en cuenta la eventualidad de una intervención “humanitaria” internacional que se interponga entre los combatientes y que supondría el reconocimiento de hecho de Cataluña como nación.

mapa_conquista

A pesar de la tergiversada historia oficial, esto no es la primera vez que sucede, siendo la Costa Mediterránea y sus playas el área de penetración elegida por dos de las mayores invasiones que se dieron históricamente en la Península: la romana y la árabe. ¿Quien puede dudar en nuestros días de la creciente e importante presencia anglosajona en las Provincias de Alicante, Málaga y Baleares y Canarias? ¿Quien puede asegurar que, so pretexto de proteger a sus ciudadanos, llegado el momento Gran Bretaña no vaya a reclamar su anexión? En lo que a Cataluña respecta, los romanos desembarcaros por primera vez en Ampurias, en el año 218 a.C. La ciudad de Tarraco fue capital de la mayor parte del territorio ibérico y ello durante varios siglos. Desde este importante enclave, penetrando por el Valle del Ebro, Roma sometió a las tribus celtíberas del interior. ¿Quien puede asegurar que este movimiento civilizatorio no vaya a repetirse en los años venideros, esta vez bajo el águila del Imperio anglosajón?

Catalonia_Republic_flag

Las Pussy Riot llegan a la tierra prometida

Por fin, tras una larga travesía repleta de peripecias, durante la que tuvieron que demostrar su valor para afrontar duras pruebas, como enfrentarse a los Popes patriarcales, al Poseidón Putin y ser encerradas en las mazmorras de la gélida Rusia, por fin, las componentes del dúo musical Pussy Riot (disturbio del coño) llegaron al Forum mundial de mujeres de Nueva York, donde fueron felicitadas por la ex-ex (Primera Dama y Secretaria de Estado), Hillary Clinton, quien no ahorró en piropos, calificándolas de “valientes y fuertes jóvenes”.

Imagen

Antes, habían pasado por el Parlamento Europeo donde se aliviaron a gusto contra el sistema penitenciario ruso, al que acusaron de todo lo malo, añadiendo que Putin pretende erigir un nuevo telón de acero frente al que Europa debía defenderse. No se sabe si ignoran o deliberadamente omitieron toda referencia a la salvaje represión que las dictaduras burguesas están ejerciendo sobre la clase trabajadora europea.

Imagen

Tampoco les importó hacerse fotos, bien peinaditas y planchadas, junto a una criminal de guerra responsable de miles de torturas y asesinatos. De todas formas, una vez llegadas al paraíso de la abundancia, la fama y el pensamiento verdadero, verán poco de lo feo.

Imagen

¡Y qué gusto para los europutadoss! En una época en la que ya nadie se creía que esto era una democracia ni su reflejo, les aparecen a los parásitos que anidan en el ponedero bruseloide dos tiernas beldades rusas dispuestas a escupir, mear y cagar sobre el nuevo Gran Satán Putin y su tiranía euroasiática. Su camino está trazado, su futuro despejado. Como a Yoanni la cubana, a partir de ahora les espera un rosario de conferencias, entrevistas, conciertos, portadas de revistas y jugosas becas y contratos publicitarios que hacen que todo haya merecido la pena.

Imagen

Ahora ya no necesitan romperse las mallas ni dejar asomar un pezón por el agujero de una camiseta roída por ratas. En el pelo, nada de greñas ni de rastas. Tatuajes y piercings fuera. A partir de ahora, bragas de encaje de 500 euros. En los pies llegó la hora de los zapatos de Jimmy Choo y de las Nike edición limitada. La burguesía más sofisticada las adora, la galaxia anarquista de Anónimous Indymedia Black Block Izquierdista Anticapitalistas Antipatrical Antimilitarista Antiautoritaria Okupa Vegana aplaude a rabiar.

Imagen

Quizás si se esfuerzan con los cócteles molotov en Venezuela o Kiev, se hagan también famosos un día. Sobre todo, atacar al enemigo antilibertario. Tal es la consigna.

Imagen

Sin embargo, la llegada triunfal de las amotinadas del coño a la capital del imperio, marca el fin de la era unipolar, caracterizada por la violencia bestial que el imperio vencedor infligió al mundo durante 35 años. Como en toda conquista, los países vencidos fueron saqueados, violados y humillados. Algunos de los mayores traidores que la historia ha conocido, como Gorbachov o Yeltsin, hicieron todo lo que en sus manos estuvo para facilitar la apropiación masiva de los recursos naturales, efectuada por los emporios capitalistas occidentales con la ayuda de mafias locales descendientes de las antiguas burocracias desintegradas. Durante años, las mercancías desaparecían de los almacenes de la noche a la mañana.

Imagen

Todo el petróleo almacenado en la ciudad de Vladivostok, desapareció como por arte de magia. Se firmaron contratos leoninos de explotación mineral, en los que hombres de paja locales sirvieron para ocultar la mano de gigantescos capitales provenientes de Londres, Nueva York o Tel Aviv. Fue la época de los oligarcas judíos: Berezovsky, Abramovich o Khodorkovsky. Todos encontraron refugio en Londres cuando el Estado ruso pudo rehacerse de los años de privatizaciones masivas y salvajes propiciados por el infame Yeltsin.

Imagen

Durante este tiempo, la propaganda capitalista emprendió una labor sistemática de descrédito y humillación de los valores tradicionales de toda una sociedad, sobre todo, el comunismo y el cristianismo ortodoxo, que fueron relegados prácticamente a la clandestinidad. Era necesario introducir nuevos valores propios al sistema de capitalismo global: el posmodernismo, la multiculturalidad, el relativismo ético, la teoría del género, el activismo LGTB y el yihadismo islámico.

 

Se propagaron los dogmas hegemónicos de la libertad anárquica y antiautoritaria para los hijos de la clase trabajadora, mientras las élites oligárquicas por su parte reforzaban la articulación jerárquica y la concentración monopolística. El sexo, el espectáculo y un aluvión de marcas definidoras de identidades fueron los principales ases de la baraja del capitalismo imperial. Mientras los recursos eran saqueados mediante la utilización de un eufemismo (privatización), las mujeres eran violadas en masa gracias a la acción de otro eufemismo (pornografía), otra forma de prostitución.

Imagen

Pussy Riot fueron la última expresión de esa época de derrota, vivida como victoria de la libertad, que se acaba ahora. Ya no podrán reclamar un lugar en una sociedad rusa de nuevo emancipada y soberana, si no es como agentes del sabotaje imperial y la guerra de propaganda. Ellas han elegido bando como muchos llamados disidentes hicieron desde el caso Sajarov, alimentados por la propaganda y el dinero del imperio capitalista.

 

Imagen

Algunos, como Solienitsin, murieron satisfechos de haber destruido el primer estado proletario de la historia. Otros, como Alexander Zinoviev, volvieron arrepentidos tras haber experimentado la realidad ocultada por la propaganda capitalista. Usted probablemente conoce al primero pero no al segundo. La fama no siempre acompaña a la integridad ética ni de autoridad intelectual, sino de intereses políticos y económicos. Esperemos que algún día estas amotinadas del coño, se den cuenta de su error y rectifiquen. Pero mientras tanto, la lucha antifascista y antiimperialista deberá considerarlas como lo que son: dos prostitutas.

La opinión, la fuerza, el interés.

break-the-chains

La opinión, la fuerza, el interés.

Muchos no queríamos confesárnoslo, pero se veía venir. Desde países en los que el dogma imperante siempre fue la sumisión y la servidumbre, el lema de “Libertad, Igualdad, Fraternidad” retumba como un profecía salvadora que atrae con fuerza irresistible. Bien lo saben los maestros de la manipulación del imperio cuando machacan las palabras “Freedom” y “Democracy” a la vez que
abrasan y destripan a poblaciones indefensas. Saben que pueden hacer lo que quieran. Son los poseedores de la palabra mágica, del conjuro que todo lo abre, tan grande es la necesidad y el anhelo de dichas quimeras.

Dicha retórica dejó de tener sentido muy pronto en Francia. Tras la prodigiosa segunda mitad del siglo XVIII, que parió cíclopes, titanes como Diderot, Voltaire, Rousseau, capaces de desbaratar y rehacer universos, de poner seriamente en peligro a las imágenes muertas de dioses de madera para erigir a nuevos dioses: la Razón, la Naturaleza, el Ser Supremo; una camada de políticos revolucionarios vio la luz. Fueron los Franklin, los Jefferson, los Danton, Robespierre, Marat, Saint-Just, Hebert, Babeuf, pronto eliminados por la potencia conspirativa del comercio y sus agentes: Talleyrand, Fouché, Bonaparte, Pitt, Canning. Se instauró luego la república burguesa, bastardo compromiso entre monarquía, en sus diversas variantes absolutista u oligárquica (constitucional), imperio y parlamentarismo representativo.

Offres_Rousseau

La República burguesa francesa dio en numerosas ocasiones ejemplos de su brutalidad. En 1871 con el aplastamiento de los patriotas comuneros de París por parte de otro aborrecible Adolfo y sin embargo todavía loado por el Estado, Thiers. Anteriormente, en 1848, su semejante en bajeza Guizot había ahogado en sangre la primera revolución proletaria de la historia. La República francesa practicaba sin escrúpulos la esclavitud colonial e incluso, su expresión más social, la del Frente Popular de 1936, le dio la espalda miserablemente a nuestra II República, entregándola sin espanto al fascismo nazi, al que tuvo la oportunidad de conocer íntimamente poco más tarde. Cuando los tanques de Guderian rompen la línea francesa, su república era ya un árbol podrido que se derrumbó estrepitosamente. Al igual que Inglaterra, por otra parte, pero que pudo salvarse una vez más por su providencial situación geográfica.

Communards_in_their_Coffins[1]

Pero no crean que la experiencia les sirvió de mucho. En 1945, el mismo día que se firma la paz con Alemania, colonos franceses cometen en  Argelia una de las mayores carnicerías colectivas de la historia, la masacre de Sedif, donde mueren 20.000 personas que se manifestaban en pro de la independencia argelina. La fórmula se repite en Indochina, donde la guerrilla comunista obtiene finalmente la victoria sobre el decadente imperio, que abandona el país no sin antes incendiar la biblioteca nacional de Hue. De Gaulle, fue solo una operación de propaganda que no llegó  a ocultar el indigno colaboracionismo de la inmensa mayoría de los y las francesas y del que, ni siquiera el supuesto izquierdista Mitterrand consintió en desdecirse.

frenchbarbarie

Hoy, vemos a otro burgués, supuesto socialista, encabezar una cruzada homicida contra un estado moderno y laico en compañía de personajes tan admirables como los jeques feudales sauditas o los genocidas sionistas. La república burguesa francesa demuestra, una vez más, su querencia natural hacia el tercio de la renta, del crédito, del dinero. No había sido suficiente la cobarde y racista invasión humanitaria de Haití. Todavía pensábamos en  alguna especie de error en la demencial invasión de Libia, de Mali, de Somalia, en las operaciones contra Argelia, Líbano, Afganistán. No, no hay error posible. La república francesa es un régimen criminal y la nación francesa está infectada de criminales que enarbolan con orgullo los estandartes de carroña como Napoleón, del que nunca se han desdicho.

Ingres,_Napoleon_on_his_Imperial_throne

Sin embargo, basta examinar por encima lo que hizo el enano corso. En sus débiles memorias admite tan fresco que invadió Egipto sin saber muy bien por qué, para ver qué pasaba. La matanza de Jaifa, donde sus tropas pasaron a cuchillo a 3.000 niños fue una de las consecuencias de tan liviana veleidad. En España se ha perdido, o nos han quitado, la memoria de lo que fueron las invasiones francesas (en 1823 hubo otra). Nuestras ciudades fueron destruidas, el patrimonio artístico y los tesoros robados, la población masacrada. Las estampas de Goya son el supremo documento que atestiguan para los siglos tan tamaña barbarie, en nada desmerecedora de las fantasías sádicas de un Hitler. Y sin embargo, Napoleón sigue en los altares de la patria gala.

Si una cosa llama la atención de su autobiografía, es su formidable capacidad para la auto-indulgencia. Según él, la usurpación en beneficio propio y de su familia del poder real, se debía a su propósito de preservar la república; la subyugación de Europa y sus pueblos al interés galo, era en realidad, para hacerlos libres. En esto se diferencia del psicópata de Hitler, que no ocultaba sus deseos exterminadores. Su prodigiosa ambición aplasta sin miramientos, no tiene lugar para la compasión, para la comprensión. Su sóla capacidad crítica reconocible es la relativa a la conquista del poder. En ella, Napoleón identifica tres objetivos: la opinión, la fuerza y el interés. Los tres pilares del poder.

marianne pute

La burguesía, obviamente, se apodera de ellos y hace todo lo posible por mantenerlos. La opinión fue conquistada mediante la propiedad de la prensa (información, cualquier forma de edición, cultura, intelectualidad), ya en el siglo XIX. La fuerza se consiguió pactando con el estamento militar, reducto de aristócratas recalcitrantes aficionados a la caza pero no tontos. Por último,
el interés es el corazón, el alma misma del comercio, el vector que lanza a la burguesía a la conquista del Estado, siempre en busca de mayores rentabilidades, de nuevas vías de crédito, de mayores márgenes de beneficio.

En el momento histórico actual, vemos en España como el dominio burgués de la opinión, a pesar de mantener intacta la propiedad de los medios de comunicación, se resquebraja. La sumisión monolítica y cerril de las generaciones adocenadas está siendo desplazada por un hervidero de odio hacia la oligarquía, que pretende desviar una vez más estos oscuros sentimientos con la proliferación de nuevos objetos de deseo, divertimento y evasión, en forma de redes sociales, pornografía de masas, juguetes multimedia, etc. En cuanto a la fuerza, en apariencia,  sigue firme. La cúpula militar es heredera directa del fascismo y así lo declara sin decoro. Veinte años de gobierno socialdemócrata no consiguieron prácticamente nada con ellos. Sin embargo, sus capacidades militares reales, más allá de la represión de la población civil, distan mucho de ser creíbles. Las múltiples operaciones internacionales en las que se encuentran involucradas las fuerzas armadas, sirven más como autojustificación presupuestaria y como propaganda de régimen que como expresión de una capacidad real. La verdad es que las pocas unidades realmente operativas que se nutren del presupuesto del Estado, no son hoy día más que fuerzas auxiliares bajo mando imperial anglosajón, sin capacidad balística, submarina, nuclear, de protección civil, ni espacial alguna y una perita en dulce en el primer bache que pueda surgir entre China, Rusia y la OTAN.

RF20a

En cuanto al interés, todo parece indicar que nos encontramos ante el final de un ciclo histórico. A pesar de la brutalidad con la que la burguesía ha expropiado el tesoro nacional para cubrir sus pérdidas, del aparente reflote de la bolsa, la oligarquía española ha sido desplazada de su principal negocio: América del Sur, y aunque pugna por abrirse paso en nuevos mercados, poco puede hacer frente a la encarnizada competencia de las potencias concurrentes. Se busca pues el interés y la rentabilidad en la única mina que les queda, la clase trabajadora, reduciendo por la mitad los salarios, eliminando derechos, expropiando el patrimonio público, incrementando la presión laboral y aplastando cualquier veleidad opositora mediante el uso masivo de la fuerza, el terror y la propaganda de Estado.

Alienación

Sin embargo, la clase trabajadora no  está siendo tan dócil como se creía. A pesar de las manipulaciones, el hundimiento en las encuestas de los partidos de la oligarquía parece ineluctable. Las múltiples manifestaciones y huelgas al margen  de los sindicatos amarillos financiados por el capital, son una expresión de creciente fuerza que las altas esferan deben considerar con inquietud. La multiplicación de bancos de alimentos autogestionados, de ocupaciones de viviendas vacías y de redes de producción e intercambio son expresión de un interés de clase que se había perdido y ha sido reencontrado. Porque los trabajadores habían sido engañados con baratijas y cuentas de cristal, creyendo que el automóvil, los restaurantes, el espectáculo y la pornografía eran objetos que satisfacían su propio interés, mientras seguían trabajando de manera alienante, entregando su tiempo de vida a los inversores para que estos pudieran disfrutar bien del suyo. Este es y no otro el interés supremo que ha de guiar los pasos de la revolución proletaria y de su interés de clase: El óptimo aprovechamiento del limitado tiempo de vida de cada individuo, que pasa necesariamente por la socialización de dicho tiempo. En la neblina de la batalla en curso, la clase trabajadora sigue  sin percibir con claridad cual es el interés por el que merece la pena luchar y morir. Sin duda, éste no es la rentabilidad de la tierra, ni la de los pisos en alquiler, ni la especulación, ni la cartera bursátil, ni la demencial explotación de la naturaleza. Son éstos intereses de la burguesía. Sólo en la correcta comprensión y persecución egoísta del interés de clase, por encima de su enemigo histórico, podrá la clase trabajadora llegar a una victoria que, para poder ser alcanzada, ha de ser fervientemente deseada con anterioridad.

marea_ciudadana

No me molestes. Háblame de nada.

Marujas

No me molestes. Háblame de nada.

 Uno entra en Facebook y la III República parece inminente. Luego, salgo a la calle en busca de tomate para las lentejas. Terraza tras terraza, bar tras bar aullando fútbol. ¿Cómo puede ser? Caminando, mis parabólicas captan conversaciones entrecortadas, frases sueltas. Una niña cuenta los deberes cogida de la mano de su madre. La mercera comenta a las amigas su último peinado. Adolescentes universitarios se preocupan por los apuntes y las fechas de examen. Las cafeterías están llenas a rebosar. La edad de oro de la bollería. Alguien me envía un Guasap. No es nada, como siempre. Discontinuidad, indicios, destellos. Y sexo. Sexo flotando sin conocerse en este calentamiento climático que recorta las telas y las pega a la piel. Estamos casi en noviembre y el termómetro marca 23 grados a las 8 de la tarde.

la-cospe

 ¿Cómo? ¿Qué no le importa? ¿Qué le parece banal lo que le cuento? Perdone, pero de eso hablan los españoles y las españolas. La dialéctica, la reflexión, la lógica, les produce urticaria, así como todo lo serio, lo coñazo, lo que sea un poco complicado. ¿Ha intentado usted hablar en un bar en España? ¿Lo ha conseguido? ¿Se ha dado cuenta del ruido ensordecedor? ¿De qué ha hablado? De nada.

viva el retroceso

 Poco se han ocupado los politólogos del franquismo sociológico. De esta sociedad tan sólo preocupada por el dinero y los honores, que desprecia y persigue ferozmente todo lo que no está de acuerdo con ella. Sin embargo esta sociedad sigue ahí, aferrándose a lo conocido aterrada por un mundo cambiante del que sólo comprende lo que le cuentan los abrevaderos mediáticos a los que sigue acudiendo bovina. No se dan cuenta de su estupidez. No se dan cuenta de su nulidad. Se contentan con ser “normales”. Su mayor preocupación.

 Constituyen estas personas, con su manera de ser, hacer y pensar, una cultura. Pero se trata de una cultura otorgada, organizada desde arriba, reflejo insustancial de una casta dirigente que sólo quiere obediencia, sumisión. Una cultura donde todo lo permitido debe ser banal, donde lo político es castigado con la sangre y la humillación, donde lo extranjero es por defecto sospechoso de rojo, de hereje. En esta cultura crecieron. En esta cultura morirán.

450477514_635e5e9ecf

 Fuerte sí, compacta sí, racial e ibérica, sí, pero con pies de barro y cuarteada. El espectáculo sólo se sostiene por motivos políticos evidentes. Las pérdidas del fútbol, de la prensa caciquil, de la tauromaquia son buenos ejemplos de cartas marcadas por los que no juegan a la lotería ¿Qué será de esta gente en la sociedad multimedia, donde las capacidades intelectuales no dependen ya de una alfabetización que muchos de nuestros abuelos sólo alcanzaron parcialmente, donde salir adelante supone el conocimiento de tecnologías y relaciones sociales cada vez más complicadas e internacionales? ¿Qué pasará con los prejuicios y las fobias, cuando los hijos de los recalcitrantes católicos vuelvan de la forzada emigración con nuevas ideas, con nuevas identificaciones y libertades? ¿Qué pasa cuando surge el amor por el negro o el musulmán o el homosexual? Pues sucede que el tipismo se desliga, que se produce un vacío, que para colmarlo se aferran aún con más fuerza a pantallas verdes y predicadores, a la infecta cultura del cotilleo sin parangón en Europa, verdadera excrecencia de la frustración colectiva.

toreros

Quizás llegue un día en que mucha de esta gente, atrapada sin saberlo, estupidizada por la política de una oligarquía cleptómana, despierte a su propia vida y se pregunten quienes son, por qué están aquí, para qué. No creo que los partidarios de la ruptura se estén imponiendo sobre los de la continuidad y el limbo. Pero sí creo que, aún siendo minoría, poseen un activismo y una fuerza que la sociedad nacional-católica, recalcitrante y pasiva por naturaleza, será incapaz de contrarrestar.